Inicio

La medicina china, y consecuentemente todas sus ramas, inclusive la acupuntura, tratan de restablecer los desequilibrios del cuerpo. Cuando el cuerpo recupera su balance y se equilibra la persona se siente mejor,
se siente sana.

La acupuntura estimula la habilidad del cuerpo a resistir o a vencer a las enfermedades o a las condiciones corrigiendo los desequilibrios. La acupuntura también ayuda a que el cuerpo produzca elementos químicos que disminuyen o que eliminan las sensaciones dolorosas.

Shadi  Pakraván es licenciada en acupuntura y masaje terapéutico chino (tuina) de la universidad de Medicina tradicional China de Hunan (International Hunan Traditional Chinese Medicine University), donde estudió durante
5 años la especialidad de acupuntura, y realizó sus prácticas en el Hospital Hunan de Changsha,  en los diferentes departamentos del Hospital.

Usted puede beneficiarse de la acupuntura si:

  • Convive con un dolor crónico y duradero, que no mejora con ningún tratamiento.
  • Está cansado/a de probar técnicas que no funcionan y pastillas que sólo tratan los síntomas.
  • Está buscando una alternativa natural que carece de efectos secundarios.
  • Quiere resultados y una mejora en su bienestar

 

Los métodos que pueden aplicarse son:

Acupuntura, acupresión, auriculopuntura, ventosas, moxibustión, electro-acupuntura y tuina, dependiendo del tratamiento a emplear.

Suele tener efectos muy notables en problemas como:

  • Dolor crónico en articulaciones: Espalda, cuello, rodilla, hombro, etc.
  • Dolores de cabeza y migrañas.
  • Ansiedad, estrés,  insomnio y otros.
  • Esguinces, lumbalgias y ciáticas.