Acupuntura

El nombre de acupuntura deriva de las palabras latinas "Acus", que significa aguja y "Pungue" que significa penetrar, es decir,  que consiste en la penetración y estimulación en forma estratégica, de ciertos puntos en el cuerpo humano a través de la piel, por diferentes tipos de agujas finas.

La acupuntura es una técnica milenaria que se viene utilizando en China desde hace más de 4000 años. Con agujas muy finas se estimulan los puntos acupunturales repartidos por las sendas de energía llamadas "meridianos."

Al ser estimulados los diferentes puntos  de la acupuntura, puede ser que se liberen sustancias químicas que reducen la sensación del dolor al mismo tiempo que estimulan los sistemas auto-reguladores del cuerpo. Se trata de restablecer el desequilibrio de energía que aparece en los meridianos. De esta forma se estimula la propia capacidad de curación latente en el cuerpo proporcionando una mejora en la salud tanto física como emocional.

La acupuntura estimula la habilidad del cuerpo a resistir los ataques externos, a vencer las enfermedades o restablecer el equilibrio.

Según el desajuste interno existente, el especialista utilizará puntos diferentes guiándose por los tres principios básicos de: reequilibrar, estimular o sedar, esa energía vital.

El dolor y la enfermedad aparecen cuando existe un bloqueamiento de la energía vital (qi) o bien cuando se desequilibran las energías del yin y el yang.

Asimismo, otros estudios han desvelado que la terapia china altera la química cerebral, modificando la liberación de neurotransmisores y hormonas y, de este modo, afectando a las partes del sistema nervioso relacionadas con las sensaciones y las funciones involuntarias del organismo (reacciones inmunes, flujo sanguíneo, tensión arterial...)

 

Los Cinco Elementos

La ley de la concordancia de los 5 elementos es básica para entender las bases de la acupuntura:

  1. Fuego, máxima manifestación del yang y del verano.
  2. Agua, máxima manifestación del yin y del invierno.
  3. Madera, corresponde al crecimiento y la primavera.
  4. Metal, signo de apilamiento y de concentración, del trabajo y del otoño.
  5. Tierra, fase final del verano, todos los elementos se refieren a  ella de una forma generalizada.

Cada elemento se corresponde a un órgano, y el buen funcionamiento de todos permite el equilibrio del cuerpo. Un desajuste de algún órgano acaba perjudicando a los demás y genera un desequilibrio en el ciclo de la energía.

 

Beneficios de la Acupuntura

Aunque en occidente la acupuntura es relativamente nueva, no son pocas las personas que deciden probar esta técnica milenaria ya que está comprobado que en muchos casos su resultado es bastante positivo, su efectividad considerable y sus efectos secundarios casi inexistentes.

No podemos realizar una lista exhaustiva de todos los problemas a tratar con la acupuntura, pero sí indicar aquellos en los que el resultado es bastante notable y satisfactorio: Dolores musculares de cualquier tipo malas posturas; edad avanzada; contracturas; jaquecas; esguinces y torceduras; problemas circulatorios, oculares y del oído; problemas respiratorios varios; ansiedad; insomnio; irregularidades en la menstruación; desequilibrios corporales; y también está demostrado que tiene propiedades analgésicas.