Tratamiento

Ud. se tumba en una camilla y se le insertarán las agujas en los puntos que el especialista considera oportunos.

La aplicación de la acupuntura no es dolorosa,  la inserción de la aguja  prácticamente ni se aprecia, es la llegada de la energía lo que causa una ligera impresión, un hormigueo, un entumecimiento o una presión.  Una sesión puede variar de 30 a 45 min, según el problema a tratar. El cuerpo alcanza tal nivel de relajación que muchas personas incluso se duermen.

Es un método muy eficiente, con el que se obtienen resultados muy satisfactorios en un período relativamente corto, no acarreando complicaciones ni efectos colaterales. Es importrante ser tratado por un profesional y no un "pinchador" que utilice la acupuntura como placebo.

Es muy importante tener en cuenta que en  la mayoría de los casos es necesaria una continuación del tratamiento y cierta periodicidad para obtener mayor resultado.